Blogia
Culo veo... ¡culo quiero!

Opinión

Perfumes caros y bazares baratos

Bueno... antes que nada, un pequeño repaso a mis fieles y selectos lectores, eso sí, de buen rollete:

Belushy: ¿No te gusta el reloj? Habla con Dani o Mr.Deditos... ellos querían reloj, nadie me dijo si grande o pequeño. El avatar te lo copié a tí, ya lo cambiaré si encuentro alguno que me guste más, aún estoy decorando ésto.

Xiquita:
Siento que mi blog sea soso... es que tengo el paladar jodido con el tabaco y no distingo bien los sabores. No obstante, como ya copié del tuyo la receta del salmorejo, la puedo publicar (con tu permiso, desde luego) para aportar un poco más de sustancia al asunto. No obstante, no tengo la intención de quedar por encima de nadie. Mi sana intención es recopilar elucubraciones y pensamientos sobre cosas que veo a diario y que creo merecen algo de atención (creo que los blogs también se usan para eso). Algún día estaré un poco más inspirado y resultará menos aburrido, al menos eso espero.

Mr. Deditos: A tí lo que te pasa es que te fastidia que en éste blog sea tan sencillo dejar comentarios, no como en el tuyo, que hay que echar una solicitud, acompañada de tres pólizas de veinte duros, junto con fotocopias del libro de familia, DNI y carné del sindicato de blogueros.

Respecto a lo del babero, quizás tengas razón aunque a mí me tiran las curvas femeninas, y la mayoría de las modelos que salen en los comerciales, más que curvas tienen aristas. El de Beyoncé es una excepción, imagino que por eso me gusta tanto.

Lo que si vengo observando en la publicidad televisiva, principalmente en la de perfumes, es que los creativos se están volviendo excesivamente surrealistas. Los anuncios tienen una iluminación, una música, una producción que muchos directores de cine español quisieran para ellos, pero... ¿qué anuncian?

Un ejemplo:


Ahora bien... un tipo tímido como yo, con poco (ningún) nivel de francés, que normalmente va a comprar con prisa, escaqueado del trabajo y, por lo tanto, manchando los suelos de las perfumerías con serrín y viruta, con lo que las dependientas se apresuran a atenderme en cuanto cruzo la puerta. ¡¿Cómo coño pide eso?! ¿Cómo se llama? ¿Cómo se escribe? ¿La perfumera sabe pronunciarlo? ¿No pueden poner el nombre unos segunditos más?

Fijaos, fijaos, veréis la cantidad de anuncios (sobre todo los de perfumes caros) que tienen el mismo problema. Será que no soy lo suficiente pijo como para comprar esas marcas. Harán los anuncios orientados al comprador potencial: Si no vienes con traje y con tiempo de sobra para verte toda la tienda, o al menos hablas francés a la perfección, solamente te podemos invitar a que vayas a la tienda de los chinos de la esquina y compres Varón Dandy en frasco de a litro...

...pero eso es otra historia. En una tienda no puedes comprar porque no sabes francés, en el bazar oriental tampoco, ¡porque ellos no hablan español!. Si bien es cierto que el vendedor chino tiene una paciencia reconocida mundialmente, y aunque tenga que traerte todos los perfumes falsificados que tenga en el almacén al precio de 3 €, acaba encontrando alguna copia aceptable.

Es más, mientras va y viene, te entretienes plácidamente viendo el amplio surtido de artículos de que dispone. A éstos no le importa que dejes el serrín en el suelo, cuando cierran a las doce de la noche y se ponen a barrer, viene bien para secar todo lo que la gente va volcando. Y es que es complicado caminar por los pasillos de estas tienduchas sin que se te enrede en la ropa un frasco de cristasol, algún producto "deLázaro", o un mazo de películas porno.

A mí siempre se me caen las pelis X, pero ojo, siempre las vuelvo a dejar en su sitio, bien colocaditas... y por supuesto ordenadas alfabeticamente por el apellido de la protagonista principal. Menudo trabajo le ahorro al dependiente, entre el serrín y ordenarle los vídeos X.

Que por cierto, el otro día ví entre ellas un título curioso... "Yo amo a mi perro" y no sabía si colocarla con las demás o en el otro montón de la izquierda, donde están las de Lassie y Rintintin.

Y digo yo... ¿quién comprará esas pelis? ¿Cómo se las lleva el interesado? ¿Pasará por caja con 4 pilas recargables, dos legías "delázaro" y la peli de zoofilia sin más? ¿Como el que compra el periódico? <¡A ver chinito, dame dos películas de esas de perros que duermen con sus dueñas!>.

No es que esté interesado en comprarlas... es curiosidad, de veras.

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Hay que entrenar el cerebro.

Hay que entrenar el cerebro.

Parece mentira, pero reconozco que me encuentro torpe. Presumo, o más bien presumía de mi agilidad mental. Siempre soltaba en el momento exacto el típico comentario brillante y simpático, que acaba sacando la sonrisa de mis contertulios.
Pero de un tiempo a ésta parte, me empiezo a dar cuenta de que mis chistes son más malos de lo habitual, no soy capaz de mantener conversaciones continuas en reuniones sociales, no encuentro con facilidad la respuesta adecuada a preguntas embarazosas... en fín, que sufro de una torpeza mental galopante.

Afortunadamente el mercado tecnológico, tiene a disposición de todo el mundo la solución a la oxidación mental: La DS con el "Brain training".
Pero seamos serios, no tengo intención de comprarme el cacharrito en cuestión para poder ir diciendo aquello de "Me siento joven, la edad está en la mente". No habrán vendido consolas ésta gente a incautos que buscaban el poder presumir de tener 22 años de edad mental.

Lo mío es más grave... tengo una inseguridad verbal impropia en mí. Y luego están las meteduras de pata. Lo típico de estar hablando con un amigo en un bar y que entre Pili. Entonces el amigo te pregunta que hará sola a esas horas y sin pensarlo dos veces le contestas que buscando compañía porque Pili ésto, Pili lo otro... Hasta que el amigo (desde ese momento ex-amigo) te corta diciéndote que Pili lleva dos años casada con su hermano.

O ponerte en plan machista con un amigo a través del messenger sin pensar que su mujer puede estar leyendo tus comentarios con él...

Y luego en casa... a Beyoncé le acabaré cogiendo manía. Cada vez que ponen el puñetero anuncio de "Diamonds are the best girl friend" no puedo evitarlo. Me quedo embobado. Esas piernas, esos exagerados balanceos de caderas... Por desgracia mi mujer no se queda embobada . Y su mente si que está despierta. Será porque ahora "piensa por dos".
-Jose... ¿por qué paras de hacer zapping en ese anuncio?
-Joer, es que la Beyoncé está buenorra... (¡ups!)
-¿Como?
-...la canción, me gusta, ¡me recuerda a Marilyn! (¡maldición!)
-¡¿...?!
-No, tonta... es para quedarme con el nombre (¿de qué?) y regalártelo en Navidad.
-¡¿Para acordarte del anuncio?!

La cagaste tío... ya ni comprándole diamantes lo arreglas. Mejor levántate a recoger la mesa y cierra la boquita, cualquier cosa que digas lo estropeará más aún.

En otro tiempo habría disimulado mejor mientras zapeo, habría empezado por lo del regalo y nunca, nunca, hubiera llamado buenorra a Beyoncé. Obviamente necesito espabilarme o me acabaré quedando sin amigos, sin esposa, sin Pili...

Lo que pasa es que ésta Navidad lo tengo crudo para que los Reyes Magos me traigan el Brain Training... ¡lo promociona Nicole Kidman! Y ahora que me acuerdo ¿Qué coño anuncia la Beyoncé? ¿Un disco revival de los años cuarenta?

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Bienvenido

Bienvenido

 

Bueno... al final, corrompido por la envidia generada por la afición de los amigos de escribir en webs y crearse foros y blogs, he decidido escribir el mío.

 

Imagino que he tomado ésta iniciativa para demostrar que a veces soy capaz de escribir más de dos líneas seguidas, o bien para desahogarme, o para mostrar lo borde que puedo llegar a ser si nadie me lo impide... resumiendo ¡por mi afán de notoriedad!

Para empezar debo agradecer a Mr. Deditos que me haya animado a dar el primer paso (el aún no lo sabe) . Está claro que, sin su decisión y su habilidad con las palabras, no me habría lanzado. A ésto hay que sumarle, como antes he cometado, mi envidia cochina y también mi tendencia natural al desorden: lo cierto es que a veces escribo cosas... monólogos, críticas, situaciones que me ocurren, pero normalmente acaban perdidas en algún archivo de texto, que tarde o temprano elimino insconcientemente, o peor aún, se pasan días merodeando por mi cabeza en forma de ideas, hasta que al final las desecho. Ahora se quedará todo ordenadito aquí.

Obviamente lo que más me atrae de ésta iniciativa "blogera" es también lo que más me acojona: la opinión del que me lea. Por eso daré la dirección sólamente a los que me hacen la pelota...

Bienvenidos pues al blog sin nombre (ésta noche cañeando, seguro que se me ocurre alguno), se aceptan críticas... pero tened algo de piedad, que me desmoralizo.

Espero tener cierta constancia y no pasarme más de tres días sin aportar algo nuevo...

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres