Blogia
Culo veo... ¡culo quiero!

Quedar por encima...

Qué abandonado tengo ésto...
Será por la desaceleración económica, por el trabajo, por la ola de calor...
Sí, que no bajamos de los 30 grados por la noche, y durante el día llegamos a los 44. Ya, lo sé... tampoco es para tanto ¿no?
LLevo oyendo eso mismo toda la semana.
-¿Qué temperatura hay en la calle?
-42 a la sombra...
-¡Bah! Yo he estado trabajando con más de 45. Y al sol ¿eh?

Nos gusta ser protagonistas en todo. Si tu pasas calor, yo paso más aún. Si tu hija nace con tres kilos cuatrocientos, la mía con cuatro kilos. Si en invierno cae una nevada, en mi pueblo calleron dos...

Lo cierto es que hace calor en Ciudad Real, mucho además. No me sirve de consuelo saber que en el desierto de Almería las ranas llevan cantimplora, o que si meas en la plaza de España en Sevilla, no llega a formarse charco en el suelo, o que en tiempos de Franco se araba a mano y se bebía agua del botijo...
No llevo bien lo del calor, me quema mucho, aunque no esté al sol. En invierno, con ponerte otra camiseta o una bufanda, ya está todo arreglado. Pero en verano la cosa está más jodida.

Pero volvamos a la gente.
Muchas veces me tengo que morder la lengua cuando hablo con determinadas personas, los típicos listillos que tienen más anécdotas que nadie, pero sólo las recuerdan cuando quieren superar la tuya. Ese tipo de personas, que al tener una escasa vida social, y carecer por ello de una conversación amena e interesante, se limitan a hablar de cualquier tontería sin tener ni pajolera idea.

Con el tema meteorológico siempre me viene a la cabeza las conversaciones que tengo con algunos conocidos del pueblo de mi familia política. Se empeñan en convencerme de que hace mucho más calor en la provincia de Jaén que en la mía.
-No se puede andar por la calle con ésta temperatura, con lo bien que se tiene que estar en la Mancha ahora ¿eh?
-No creas... hace bochorno allí también.
-¡Nooooooooo...! Allí hay 7 ú 8 grados menos.
-No, de verdad.
-Tu no sabes el calor que hace aquí...
-Hombre, aquí estoy. Ayer hacía más o menos igual en mi pueblo.
-¡Huy!, pero es que ayer aquí no se podía ni andar... ¡mucho peor que hoy!
-¡¡¿¿??!! Aaaaah, bueno...
Que eso se lo diga un Malagueño a un gallego tiene su lógica, pero vamos, en provincias de interior y limítrofes, como que no.

 


Pero vamos, eso ocurre con cualquier tema, siempre que te encuentres con la persona adecuada, española a ser posible. Tienen réplica para cualquier asunto, por cotidiano que sea. Basta con comentar que tu coche gasta mucho combustible y enseguida:
-¡Puf!, de aquí a Madrid tengo que parar a llenar el depósito del mío en Ocaña, a llenarlo ¿eh?, que si le echo medio, no llego.

Que tu niña arma mucho jaleo cuando tiene hambre:
-Porque no has oído a la mía, hay que ponerse tapones en los oídos.

Que lo pasas mal viajando en avión:
-Yo tengo que tomarme cuatro valiums y dos coñacs para tranquilizarme.
-Y el tiempo de espera para facturar el equipaje, la última vez, casi tres horas para un viaje de dos.
-Cuando yo fuí a Barcelona, me tuvieron cuatro horas, oye.
-¿En un vuelo nacional? Vendría retrasado.
-No, normas de la copañía.
-¿Qué compañía es?
-Una de esas que ha quebrado.

Que los zapatos te hacen daño:
-Yo tengo unos, que me dejan los dedos llenos de ampollas.
-Lo peor es que los míos son Martinelli, 150 € me gasté en ellos para mi boda y me los he puesto tres veces por lo mal que lo paso cuando los llevo cuatro o cinco horas.
-Los míos también son italianos -no especifica marcas porque sólo conoce las deportivas Reebok-, más caros, y en mi boda también me hicieron daño, ¡pero más!

 

A veces me da la impresión de que son tontos, o sufridores profesionales... si te das cuenta que elegiste mal el calzado, ellos tienen que demostrarte que son aún más gilipollas en ese sentido. En fín, como se dice por aquí, hay gente pa’tó.

De todas formas, está claro que hay que armarse de paciencia para mantener una conversación con gente así, porque para colmo, suelen ser familiares, clientes, o amigos de Pepe, con quien no te interesa llevarte mal. Suelen frecuentar las fiestas populares, las BBC (bodas, bautizos y comuniones) y demás actos multitudinarios, de manera que es complicado escapar de ellos. Luego, para colmo, llega Pepe y te dice:
-Joer, que paciencia tienes con mi primo. Siempre tiene que quedar encima ¿eh?
-No creas, mi amigo Juan es todavía peor que él, si se pone burro...


(Mi hija bien, por cierto. Monta unas escandaleras cuando tiene hambre que... )

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

3 comentarios

C-tor -

Venga Deditos... lo del coche, lo creo. Lo de los críos, más les vale, que la mía sólo tiene cuatro meses. Y respecto al tamaño de la tuya, espero que sea la mano, porque la nariz está claro que no, y lo otro me lo rozo con los cordones de los Martinelli...

Jodido verano... entre que no he descansado nada, no me voy de juerga, tengo muchas apreturas en el curro, y se me cuelan bichos en el PC, no me quedan ni ganas ni tiempo de actualizar nada.
Me da pereza andar mamoneando con el blog, me tiro una hora para publicar algo que escribí en media...

mr_deditos -

Ya te vale, meses sin actualilzar el blog. Es que no tienes vergüenza.
Claro que yo llevo mucho más que tú sin actualizarlo, así que te jodes que esta vez te he ganado....

Y sí, por supuesto, mi coche consume menos, mis hijos son más listos, en mi casa hace mucho más calor, y la tengo mucho más grande...

belu -

Vaya, ya era hora.... panda vagos!!!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres